Loading...

Historia de los Smart Contracts

Publicado 3 junio Por Máster BlockchainEn Master EthereumEtiquetas analisis redes, aprendizaje automático, big data, business intelligence, msc blockchain0 comentarios

¿En qué solemos pensar cuando nos preguntan qué es un contrato? En general, nos suele venir a la mente el típico documento en papel con una serie de condiciones a cumplir. Este documentos también debe estar firmado por las dos partes implicadas del contrato. Sin embargo, con el auge de las nuevas tecnologías en nuestra vida diaria esto está cambiando.

Los contratos inteligentes o Smart Contracts hacen que la firma y autorización de los contratos se haga de forma automática y sin ningún tipo de intermediarios. ¿Quieres conocer más sobre esta nueva forma de firmar un contrato que se sirve de la tecnología Blockchain? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es exactamente un Smart Contract?

El uso de la tecnología se da de distintas formas en el mundo legal. Por ejemplo, cuando aceptas las condiciones de uso y política de privacidad de cualquier red social al registrarte. Lo que haces es dar tu firma digital aceptando sus condiciones. También se da el caso de contratos que requieren una confirmación por voz. Como por ejemplo pasa en compañías de telecomunicaciones cuando firmas un contrato por teléfono. Sin embargo, aunque estos procesos hagan uso de la tecnología, no dejan de ser formas tradicionales de contrato.

Entonces, ¿qué son los Smart Contracts? Los contratos inteligentes son una serie de códigos informáticos que ejecutan las condiciones de un acuerdo de manera automática. Es decir, simplificando los procesos y sin ningún tipo de intermediario como lo podrían ser los notarios. Otra de las mayores ventajas es que es un proceso descentralizado. Por lo tanto, nadie tiene más control que nadie sobre los activos del smart contract.

¿Cuándo surgieron los Smart Contracts?

Los Smart Contracts surgieron en 1993 cuando el criptógrafo estadounidense Nick Szabo comenzó a utilizar este término. Szabo propuso el cambio de los contratos tradicionales a este sistema, pero no tuvo éxito debido a las limitaciones tecnológicas de ese momento. Sin embargo, en 2009 se creó el Bitcoin, lo cual cambió la situación. Los contratos inteligentes necesitaban un sistema de pagos que los pudiese poner en práctica, y ahí estaba el Bitcoin.

A pesar de que el Bitcoin solo estaba pensado para ser una herramienta financiera, su tecnología era útil. Es decir, la tecnología con la que funcionaba esta criptomoneda, el blockchain, pudo hacer posible los smart contracts. En 2014, gracias también a la creación del Ethereum, los smart contracts cobraron vida.

¿Cómo funcionan estos contratos inteligentes?

Como ya hemos explicado, los smart contracts utilizan la tecnología blockchain para funcionar. Estos contratos inteligentes se almacenan en una base de datos formada por una series de bloques o nodos de información. Esta información se encuentra cifrada y es invariable, lo cual convierte a esta tecnología en una de las más seguras. Sobre todo si hablamos de transacciones de dinero. Por otro lado, esta tecnología también permite una circulación transparente de activos. Es decir, se asegura la rastreabilidad de cada movimiento.

Un buen ejemplo para explicar esto son los contratos en las casas de apuestas. Por ejemplo, supongamos que alguien apuesta una cantidad de dinero a que gana un equipo la liga. Si este equipo termina ganando, la tecnología del smart contract podrá comprobar qué equipo ha ganado y enviar el dinero correspondiente a los ganadores de la apuesta. Este proceso, como ya hemos hablado, se realiza de manera automática y sin necesidad de acudir a la casa de apuestas.

¿Son los Smart Contracts los sustitutos del contrato tradicional?

Las ventajas de los contratos inteligentes son algo innegable. Algunas son el ahorro en costes que supone el eliminar intermediarios o la privacidad que garantiza. También hay que tener en cuenta que al ser automáticos, no depende de acciones manuales y es mucho más rápido. Las posibilidades de los smart contracts son incalculables. Pueden aplicarse a los servicios financieros, a los sanitarios, a los públicos, etc. Es decir, no sería raro que en unos años los contratos inteligentes hayan sustituido por completo al modelos tradicional.

¿Quieres seguir conociendo más sobre las tecnologías blockchain y todo lo que implican? La revolución está surgiendo de la mano de las tecnología criptográfica y eso es indudable. Por ello es necesario para cualquier empresa contar con profesionales cualificados en el ámbito del blockchain y la criptoeconomía. Si quieres ser uno de ellos tu mejor opción es el Máster en Blockchain, Smart Contracts y Criptoeconomía de la UAH. En la Universidad de Alcalá te ofrecemos uno de los mejores másters en este campo. No dudes en consultanos si necesitas más información al respecto. ¡Te esperamos!

Sin Comentarios (0)

    Dejar un Comentario

    Solicita Información

    Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



    DIRECCIÓN
    Madrid (España)
    EMAIL DE CONTACTO
     Anterior  Todos Siguiente